en vivo

Horario: Martes de 18.00 a 20.00

Nombre
Año de fabricación
Nombre de la empresa

Delta

Nombre de la empresa: Líneas Delta

Año de fabricación: 1942

En el Delta navegaban los "Vapores" que eran los encargados de transportar pasajeros encomienda y mercaderías en general por las islas de todas las secciones.


Hacia 1930 con el avance de los motores a explosión interna, de diversos combustibles, tuvieron la necesidad de construír lanchas más chicas en tamaño, y más rápidas, para poder surcar las grandes distancias en menos tiempo y poder poner más frecuencias.


La Compañía de Navegación Isleña, era una de las que más sobresalía, con los vapores Bernardino Rivadavia y el gemelo, el Nicolás Ambrossoni, entre otros, los de mayor porte. Es así que durante ésta década, construyeron en diversos astilleros, mayormente el Ortholan, una serie de 12 lanchas llamadas "Delta".


La gran cantidad de pasaje y el continuo agregado de horarios hicieron que en 1940 comenzaran a pensar en construír lanchas de mayor porte.


En 1942 encargan la construcción de un casco de madera de 16,25 mts de eslora, 3,40 mts de manga y 1,20 mts de puntal, al astillero Parodi.


La lancha fue bautizada con el nombre de "DELTA" y se botó en septiembre de 1942.


Sale con el casco totalmente barnizado, el fondo cobre y la línea de flotación blanca. Mecánicamente es equipada con un motor Naftero y caja del mismo conjunto marinizada y palanca al piso.


Se la puso al servicio de la Cía de Navegación Isleña, a cargo ya del Sr José Luciano, quien tenia la carrera a La Barca, zarpando desde el Canal San Fernando.


En 1946 decidió vender las lanchas (ya había renovado las Delta , Delta II y Delta III y había vendido varias de la primer serie de los años ´30) y la "carrera a La Barca".


Es así que le vende a la familia Ruano la carrera y esta lancha, la Delta, junto a algunas otras.


La lancha navega en la empresa durante décadas y muchos años estuvo al timón A. Ruano y Ricardo Ruano como marinero, una de sus cualidades era tirar las cartas con los palitos de álamo o sauce en los muelles y no errarle casi nunca, festejando con un grito de alegría en cada acierto.


Con la llegada de los motores GM GRAY Marine, se reemplazó el viejo motor naftero por uno gasolero de dicha marca del modelo 6/71 y caja del mismo equipo.


Con los años Juan Ruano se hace cargo del timón y la empresa agranda la carrera, llegando hasta el A° Borches, Correntoso algunos días y otros días navegando por el Guazú llegaban al A° Lima.


En los años ´70 se produjo una gran baja en la venta de pasajes lo que obligó a muchos a achicar la flota o desprenderse de la misma, y el caso de los Ruano, no fue la excepción.


En 1981, venden las últimas lanchas que le quedaban a Líneas Delta Argentino, la Elena Delta , la Miss Delta IX y la Delta.


La delta navega algunos días en la carrera al Naranjo, con el Sr Fontana al timón y Faby Barreto como marinero, pero era tanto al agua que hacía por popa que a los 10 días deciden sacarla en seco y repararla totalmente.


Estuvo casi un año en seco en donde se la hizo prácticamente a nuevo, se repasó la mecánica y se la pintó con los colores de la empresa. Toldilla verde, candeleros blancos, casco, castilletes y bordas barnizados, línea de flotación blanca y fondo rojo.


Vuelve a navegar con el mismo motor que fue rectificado a lo largo de los años varias veces y reemplazado también por otro similar, la caja se renovó por una hidráulica con morse de mando algunos años después.


En los años ´90 Diego Cardade se hizo cargo del timón de la lancha, fue una época en que la lancha navegaba muy bien y era una de las más rápidas.


En el 2004 la lancha nuevamente se sacó en seco y se hace una reparación profunda, en la cual se reemplazaron casi todas las maderas del forro del casco, se renovó por completo el interior, colocándole butacas individuales, con tapizados en tela, se revisten los paneles interiores en alfombra y el cielorraso se construye de material vinílico, se construyó el bar en proa, modernizando el interior.


Con respecto a la mecánica se coloca el tanque de combustible en popa, se construye y remodela el escape con salida en popa, refrigerado por agua, lo que la hace más silenciosa y se repasa el motor.


Vuelve un año después a navegar, pero la reforma de los tanques hace que se "empope" y pierde velocidad.


Continuó navegando hasta la actualidad en los diversos recorridos que Líneas Delta Argentino tiene, siempre en muy buen estado y por el timón han pasado varios patrones de abordo.


Gracias totales a Pepe Carrara, Diego Cardade y Faby Barreto por los aportes realizados. Para ustedes y para todo el que guste es esta gran historia.

 

TRABAJO DE INVESTIGACION: Fernando G. VIGNA

 

rios4

horariosLanchas

clasificados2