en vivo

Horario: Martes de 18.00 a 20.00

Nombre
Año de fabricación
Nombre de la empresa

Ana Maria

Nombre de la empresa: Otras compañías

Año de fabricación: 1940

 

Construída por el astillero Parodi, entre 1938 y 1940, a pedido de Aníbal Pagani, fue botada con el nombre de "Ana María".


El casco de unos 14/15 metros de eslora lució sus maderas barnizadas, se carrozó desde la proa hasta ¾ del casco, (pasando un poquito el motor hacia atrás), dejando la popa al descubierto para que los pasajeros puedan disfrutar del paisaje y la naturaleza al aire libre.


Equipada con un motor naftero (posiblemente un Packard de 6 cilindros) y caja mecánica, surcó las aguas de nuestro Delta como lancha de alquiler.


Zarpaba desde el río Reconquista y río Luján en el muelle del Tigre Hotel.


También trabajaba para "Las colectivas" zarpando desde el muelle frente a la fluvial, en recorridos cortos, durante los fines de semana y feriados.


Una mañana, amarrada en el muelle del Tigre Hotel, fue contratada o "alquilada" por un grupo de tres o cuatro personas que querían ir hasta el Paraná de las Palmas, y navegar unas horas por él.


Entre el poco equipaje que llevaban había una bolsa negra...


Era un día tranquilo, de sol, se prestaba para pasear. La lancha zarpó a media mañana en un tranquilo día de semana y navegó por el Sarmiento, pasó por el Museo , Tres Tocas , Ostende... Siguió aguas arriba por el Capitán y llegó al Paraná...


Aníbal al timón preguntó hacia que lado del Paraná querían ir?? Y optaron para el lado del Río de la Plata, una zona muy desértica y tranquila.


Navegaron un rato y entre charlas y risas, decidieron parar y en ese momento arrojaron esa bolsa negra que estaba entre sus bolsos al agua del Paraná... la observaron unos minutos y decidieron volver.


Llegaron a mediatarde de vuelta al puerto y se esfumaron por las calles de Tigre. La lancha volvió a su amarra en el muelle del Tigre Hotel...


Al otro día los titulares de los diarios de época hablaban de un cadáver encontrado en aguas del Paraná, dentro de una bolsa negra...


Nunca se supo de los autores del echo, y la procedencia de ese cadáver, flotando en el agua...simplemente había una lancha a la que identificaron y apodaron "la lancha macabra".


Pasaron los años y Aníbal, continuó al timón de la "lancha macabra". Para olvidar un poco ese apodo la llevó unos años a navegar en turismo a San Clemente del Tuyú.


Regresó a Tigre y continuó como lancha de alquiler y en 1970 se la vende a la empresa de construcción Cristian & Nielsen, encargada del dragado, balizado, boyado y señalizado del canal Emilio Mitre, en el río de la Plata.


Llevaba materiales y a los obreros que realizaban los trabajos.


Al finalizar las obras quedó abandonada y el tiempo hizo de las suyas.


Se vende al Sr Raúl Pico, quien con conocimientos de carpintería naval y un lugar en el astillero de un amigo, comienza con la reconstrucción de la lancha.


Se hace desde cero una nueva carroza, desde proa a popa y se reparan las maderas del casco, que se pinta de color blanco, fondo rojo y línea de flotación azul, con los candeleros y castilletes barnizados.


Vuelve tiempo después al agua navegando nuevamente como lancha de alquiler y excursiones por algunos años más.


Con los años se vende a la zona de Villa Paranacito, Entre Ríos, al Ministerio de Transporte y navega como lancha escolar por la zona.


En una restauración, cambia sus colores, entonces se pinta la toldilla de blanco, los candeleros negros, casco celeste y fondo rojo.


Navegó hasta el año 2012/13, con un motor Bedford o Perkins gasolero, momento en el cual queda parada por alguna rotura mecánica en la costa del río Paranacito, justo en la entrada de ese pueblo.


Con el tiempo , las mareas y bajantes del río hicieron que su casco se agujereara, lo que provocó que se fuera a pique, se sacó y se volvió a hundir, quedando varios meses en el lugar, recostada en el fondo del río, hasta que finalmente la sacan y la dejan tirada (sí así directo, "tirada") en la tierra, sin tacos ni nada, degradándose día a día, esperando un triste y macabro final.


Agradecimientos a Pepe Carrara por los datos y a Lorena Pico por las fotos y datos aportados a esta historia. Gracias mil!!!

 

TRABAJO DE INVESTIGACION: Fernando G. VIGNA

rios4

horariosLanchas

clasificados2