en vivo

Horario: Martes de 18.00 a 20.00

Nombre
Año de fabricación
Nombre de la empresa

Interisleña XV

Nombre de la empresa: Interisleña

Año de fabricación: 1940

En 1939, S. García, componente de la sociedad de armadores de "las colectivas" manda al astillero Parodi a construir un casco totalmente de madera, con una eslora de 17,30 mts, manga de 3,46 y puntal de 1,20, para navegarlo en sus recorridos "cortos".


Finalmente el casco es botado el 15 de enero de 1940 con el nombre de "Expreso Colectiva".


Navega entonces en diferentes recorridos que esta empresa realizaba, zarpando desde el Puerto de Tigre, pero del lado de enfrente a la Estacion Fluvial.


El casco lucía sus maderas barnizadas, tenía una gran proa que rondaba los 3 mts de largo en donde estaba alojado un amplio pañol, tenía el botazo que le llegaba al parabrisas y tres ojos de buey a cada lado de la proa, que iluminados de noche desde el interior hacían que la lancha fuera reconocida desde lejos.

Interiormente tenía las clásicas bancadas laterales con almohadones "salvavidas" que eran de corcho o telgopor, de forma cuadrada y en el centro de la lancha bancos longitudinales, de madera de cedro. El tanque de gasoil entonces estaba alojado debajo del castillete de popa.


Equipada con el clásico de clásicos, el motor GM GRAY de 6 cilindros, gasolero, del modelo 6-71, aquellos que traían desde el exterior que habían sido los propulsores de las barcazas de desembarco de la 2da guerra mundial y que ya eran rezagos.


Navegó en esta empresa hasta que a mediados de la década del ´50 se disuelve la sociedad y la lancha es vendida.


La familia Azurmendi es la que la compra y rebautiza como "Expreso Paraná III".


Recorrió entonces los ríos Sarmiento, Capitán y Toro, zarpando desde el Puerto de Tigre. Esta "Carrera" era la que antes hacía la familia Campitelli y que los Azurmendi le habían comprado junto a algunas lanchas.


Con la incorporación de los Azurmendi a Interisleña S.A., a comienzo de los años ´60 pasa a formar parte de la flota, y se la rebautizó como Interisleña XV, "La niña bonita" como le han puesto de apodo.


Siguió navegando hasta que en el verano del ´66 se saca en seco ya que el fondo de la lancha estaba muy podrido (y no hacía agua) y había que hacerle una gran reparación.


Entonces se le hace nuevo el fondo del casco, se le sacan los famosos "Ojos de buey" de la proa, en donde estaba el pañol se coloca el tanque de gasoil, se adelanta el parabrisas 1,5 mts hacia proa y se le extiende hasta el derecho de proa el botazo.


Vuelve a navegar unos meses después, impecable, con formato nuevo y siempre barnizada a espejo.


Con el correr de los años ya en 1970 navega en la Carrera Tigre-Carmelo, alquilada por Cacciola, para lo cual se le colocan asientos de madera pero de forma transversal, y en 1973 se le coloca el primer motor de prueba Fiat Concord 221, dejándole la caja original GRAY, con palanca de mando al piso. El GRAY original, estuvo 12 años colocado sin tener que hacerle nada, solo el mantenimiento básico.


Cuentan que como era una novedad, llevaba sobre el techo un cartel blanco con letras azules que decía Fiat Concord 221.


Era tal la fuerza de salida de este conjunto motor/caja, que levantaba los bancos del piso y los tiraba hacia atrás, cuando aceleraba de cero a fondo, (había que llevarlo siempre al máximo de las RPM por recomendación del fabricante), teniendo una muy suave marcha al andar a fondo pero regulando vibraban todos los vidrios. Pese a esto el casco no se aflojaba, jamás hacia agua y los patrones de a bordo de esa época colocaban papel de diario en la sentina para juntar la tierra que caía de las uniones del piso.


Cuentan que, tardaba 2:45 hs de Tigre a Carmelo. Los viajes se realizaban los fines de semana y en la semana realizaba el viaje hasta Canal 5 y Pay Carabí, La Serna, Canal 4 (4 bocas) saliendo una hora más tarde de lo que lo hacían antes, había veces que tenían fue venir "regulando" para entrar al mismo horario al puerto.


Patrones famosos de esa época fueron Miguel Pucheta, Pocho Galop, Beto Botarda y Carlos Lafalle, entre otros.


Ya en 1980, aproximadamente, le colocan una caja Velvet, hidráulica y el clásico morse de mando, pero ya no caminaba tanto como con la caja Gray.


Tiempo después le sacan el motor Fiat Concord y le colocan el viejo GM GRAY 6-71 con el que navega hasta el 2002, momento en el cual le ponen un motor Detroit diesel de 6 cilindros "industrial" 0 hs, con el cual navega hasta la actualidad.


La particularidad de este motor es que siempre puede llevarse a fondo, a sus 1900 RPM máximas, y no tiene ningún deterioro por eso, cosa que sí ocurre con otros motores. Generalmente se lo suele colocar en grandes generadores eléctricos y en máquinas industriales.


Se mejoró mucho el rendimiento caja /motor/casco con el diseño de la hélice que se hizo acorde a la necesidad de este conjunto.


En finales de los años 90 se reemplazaron los bancos por butacas individuales y se modernizó un poco el sector timonera que cuenta con bar y pileta.


En diciembre del 2012 navegando en su "carrera" habitual, al llegar a la boca del Canal del Este y Río Urión, es embestida por un yate (de la flia Cantón) que circulaba a gran velocidad. La lancha iba con pocos pasajeros que no sufrieron mas que algún golpe, pero sí la lancha quedo con un gran boquete en el sector timonera ya que el yate le borró literalmente la proa, le arrancó la timonera con timón, tablero y todo el castillete, bordas botazos y parabrisas. El patrón de abordo, a pesar de que lo arrancó de la butaca en la que estaba sentado, pudo acelerar el motor (con el cable del morse, ya que éste había sido arrancado con toda la proa parabrisas y timonera) y llevarla hasta la costa donde encalló y finalmente quedó semi sumergida con el agua a la altura de los bancos laterales.


Fue rápidamente rescatada y se llevó al astillero de la empresa en donde fue reparada, realizándole un nuevo diseño de proa y con el parabrisas "estirado" hacia proa dividido en tres secciones. También se renovó totalmente la timonera.


En un momento se reemplazó la chimenea original, por una enorme con silenciador.


A los pocos meses volvió al rio y continúa hasta el día de hoy navegando en diferentes recorridos de la empresa propietaria Interisleña. La tripulación actual está compuesta por Omar Quiroga y Oscar Camargo. Gracias a los muchos que han colaborado en esta rica e interesante historia.

 

TRABAJO DE INVESTIGACION: Fernando G. VIGNA

Más en esta categoría: « Las Palmas III Delta F II »

rios4

horariosLanchas

clasificados2