en vivo

Horario: Martes de 18.00 a 20.00

Nombre
Año de fabricación
Nombre de la empresa

Interisleña XXIII (ex Ciudad de Paraná)

Nombre de la empresa: Interisleña

Año de fabricación: 1938

Construida en el astillero Ortholan, hacia finales de 1938, con diseño de Juan Baader posiblemente, y el trabajo del carpintero GGiutticii para la empresa Galofré en un principio, pero después terminó siendo para la Municipalidad de Paraná (Entre Ríos).

Su casco construido en madera era de unas medidas muy distintas a las actuales, era una lancha de formato un poco más pequeño. Y gemela al formato original que tenía la actual Interisleña II.

El certificado de matrícula data del 17-2-39 y su número original fue M 3268.

Fue bautizada como Ciudad de Paraná y navegó por muchos años para dicha entidad principalmente haciendo el cruce entre Paraná y Santa Fe Capital.

Con la construcción del túnel subfluvial, los viajes se fueron reduciendo y fue vendida a la flota de Busato y Stillo, allí navegó en la zona de Zárate. Hacía la carrera entre Zárate y Pto Constanza (Entre Ríos). Es en esta empresa que en un periodo Galofré la alquila para reforzar su flota, cuando el trabajo comienza a decaer en la zona de Zárate.

Con el tiempo el trabajo baja de tal manera que la lancha queda amarrada en un muelle cercano al puerto de Zarate, en muy mal estado y es la gente de Galofré quien recomienda el astillero Corrales para que se le hagan unas reparaciones necesarias.

La lancha es llevada a un astillero en donde Corrales examina el casco y dado el elevado costo de la reparación, decide comprarla, ya que tenía un motor dando vueltas por el astillero sin tener un casco donde colocarlo.

La trae a su astillero, sobre el Río Luján, allí la corta en cuatro partes, corta los candeleros y saca la carroza (que no le gustaba) y comienza a reconstruirla, en base a planos suyos, con la ayuda de los carpinteros Italo y Hugo Chaparro. Se desarma por completo. Sólo queda la quilla. La eslora manga y puntal son agrandados en tamaño y adquieren formas distintas. Se levanta y ensancha la proa y se la estira hacia adelante (dándole chanfle a la proa, característica de las "Corrales") y la popa se hace un poco más "chupada" o sea se la cierra un poco. Realmente tiene un muy buen diseño de casco, lo que logra una excelente navegabilidad. La eslora pasa a ser de 19 m, el puntal de 1,55 m y una manga de 3,65 m y un tonelaje total de 21 TN. Se le colocan butacas individuales para hacer más cómodo el viaje. Se le coloca aquel motor que estaba dando vueltas por el astillero, un GM Gray 6 cilindros de la serie 6-71.

En estos momentos hubo un intento de cambiarle el nombre, si era que se quedaba navegando en Tigre, bautizándola "Ciudad de Tigre" pero como salió trabajo nuevamente en Paraná, siguió con su nombre original.

Luego de tres años de intensos trabajos, vuelve a navegar hacia el año´80/81, con el patrón de abordo, el Sr Chazarreta y luego el Sr Chaparro, va directo a la ciudad de Santa Fe, para hacer el recorrido Paraná - Colastine.

En 1982 navegó en Paraná, Entre Ríos para la línea 60 de colectivos ayudando a las familias afectadas por la terrible inundación, llevando evacuados de una ciudad a otra, pasando por arriba de los alambrados de los campos. Pasada la inundación, hace el recorrido Rosario-Victoria y hacia 1986 regresa a Tigre para navegar alquilada por la empresa Cacciola, comenzando así a hacer viajes Internacionales en la línea Tigre –Carmelo por varios años más. En este momento se le coloca un motor GM Gray Marine de 12 cilindros en V (12V-71) logrando así ser la lancha más rápida del río Tigre, superando ampliamente a sus competidoras, las Rápido Carmelo I, II y III y también el récord logrado por la Interisleña XV que lo hacía en 2,15 hs, y hasta tenía un monumento, esta lancha logró llegar en 1,45 hs.

En un momento esta lancha sufre un sabotaje, que nunca se supo de donde vino, ni quién fue: le metieron en el motor dos kilos de polvo esmeril, lo que provocó la rotura del motor.

Cuando vuelve a navegar hace también la ruta Tigre - Isla Martín García.

En uno de estos viajes, en la mañana del 7 de febrero de 1991, regresando de la isla Martín García, vacía, choca contra la Expreso Cacciola IV frente a la isla Oyarvide, que venía desde Tigre cargada con 71 pasajeros y dos tripulantes, dejando un saldo de 12 muertos y varios heridos. La lancha es rescatada luego de permanecer varios días bajo el agua y vuelve a Tigre, quedando en seco en el astillero Corrales por unos cuantos meses. Luego de las pericias, es reparada y reformada parcialmente sobre todo en la zona de la proa, que era la mas afectada por el accidente, cambiaron el derecho de proa (roda) y algunas tracas de madera que no pasaban mas atrás del parabrisas o primer ventana. El interior se reforma y renueva por completo por la gente del astillero Ghelfi, le hacen un nuevo bar a bordo, nuevas butacas y detalles de lujo y confort únicos para la época.

Como Francisco Corrales estaba construyendo la famosa Francisco C, decide quedarse con ese motor V12 y colocarlo luego en ella, y vende sólo el casco a la empresa Interisleña en junio del ´91. La lancha pasa a ser parte de la división interna de dicha empresa llamada El León S.R.L. Se le coloca un motor semi nuevo (que antes equipaba a El León VII de Sturla S.A.) un Gray Marine de 8 cilindros en V (8-92), colocado por la gente de Corrales, con el que navega hasta la actualidad.

Vuelve a navegar el 8 de julio de 1991 bajo el mando del patrón de abordo Horacio Alonso, que la navega hasta la actualidad, cuidándola y mimándola como si fuera suya, con el marinero Gastón Alonso, su hijo que lo acompaña desde hace algunos años.

Durante la semana realiza un recorrido escolar entre la zona de Ibicuy y Gualeguay, regresando los fines de semana a Tigre en donde la lancha descansa y se le hace el mantenimiento. En la época de verano navega por la zona de Tigre reforzando recorridos varios de la empresa.

Próximamente será sacada en seco en su astillero de la compañía para realizarle una reparación a fondo aprovechando las vacaciones escolares.

Agradecimientos a: Horacio y Gastón Alonso, Susana y Martín Corrales, Oscar y Cristian Mantelli y Rodri Guillermone.

TRABAJO DE INVESTIGACION: Fernando Gabriel VIGNA

 

rios4

horariosLanchas

clasificados2