en vivo

Horario: Martes de 18.00 a 20.00

Nombre
Año de fabricación
Nombre de la empresa

Don Jose P (ex Espera V, ex Delta Parana)

Nombre de la empresa: Otras compañías

Año de fabricación: 1936

Allá por 1936, fue construida en el astillero Parodi y bautizada con el nombre "DELTA PARANÁ". De la mano del Sr Campitelli navego por ríos y arroyos hasta ser vendida.

 

Los Sres Fernando E. Duvielh y Víctor Urriza la rebautizaron como "Espera V", allá por el año ´46. Junto con las Espera VI y VII recorrían los arroyos Abra Nueva (hoy Sarmiento) pasando por Tres Bocas, entrando por el Espera y recorrerlo hasta su final.

 

En 1959, los dueños se asocian con otros dueños de lanchas y el dueño de un astillero, en donde la reparaban: todos ellos formaron la primera empresa Interisleña. (Algunas lanchas son las actuales, algunas cambiaron de nombre, el astillero es el actual de la empresa citada) Navego por esas "carreras" durante décadas.

 

Luego fue llevada a navegar hacia otros lados y comenzó a llevar chicos a la escuela en la semana, y durante los fines de semana trabajaba para Líneas Delta Argentino. Para estos años ya habían pasado casi 40 años de su botadura, y estábamos en la década del ´70.

 

En 1978 un señor, llamado José Peña, transformó su interior, colocando unos grandes estantes, la llenó de mercadería y volvió a navegar, esta vez como almacenera. El corazón seguía siendo el mismo, un motor Detroit diesel de 6 cilindros. 

 

Navegaba casi siempre por los ríos que navegaba con la empresa Interisleña, pero ahora la gente que antes se subía y se sentaba en los asientos hablaba con José y su hijo Néstor y vaciaban su interior, llevándose la carga. Así pasaron 8 años y seguía navegando, pero el aspecto se deslucía, así que los dueños, la familia Peña, decidieron entonces llevarla al astillero a repararla. Era 1986...

 

Comenzaron modificándome la proa, se hizo mas elevada y redondeada, tal cual la de las Parodi más modernas. Volvió al agua y navego así, con nuevo look, varios años más.

 

En 1996 el corazón estaba agotado y se lo cambiaron por un motor GM (GRAY) también de seis cilindros. Estaba siempre linda, impecable, y bien mantenida. Con las otras dos lanchas de esa familia, las Picaflor II y III, las tres muy prolijas, y reparadas en el astillero Corrales casi siempre, salían a recorrer por los ríos ofreciendo las mercaderías de almacén.

 

Llegó el año 2006, estaba muy linda por fuera, pero el interior estaba un poco vencido así que nuevamente la familia Peña la llevó al astillero. La lancha estaba muy deteriorada en su estructura debido a que en sus tiempos de construcción se hacían solo con varetas. se rehízo desde la quilla, respetando sus medidas, reformando aquellas partes en que el oleaje actual pudiera ocasionar problemas (proa más alta y redondeada), se construyeron curvas , se agregaron dos largueros de hierro reticulado paralelos a la quilla (más fortaleza y liviandad).

 

Allí está desde entonces esperando pronto volver al río, a lucirse más linda que nunca, esta vez para pasear gente, con un nuevo nombre en homenaje a aquel señor que la compró en 1978, Don José P.

 

La planta impulsora será un Detroit 6 cilindros y caja reductora 2 a 1. En estos momentos se encuentra en su etapa final de reconstrucción, con mucho esfuerzo y sacrificio, faltan detalles de interior, armado eléctrico, transmisión y mecánica. Se traslado en Mayo ´14 al astillero Sailling para dichas tareas.

TRABAJO DE INVESTIGACION: Fernando Gabriel VIGNA

 

Más en esta categoría: « Gallareta Rapido III »

rios4

horariosLanchas

clasificados2